Es martes, estás en el trabajo y tus tripas empiezan a rugir. Aún no es tiempo de parar para ir a comer, pero necesitas una motivación que te ayude a superar las horas que quedan para salir del trabajo. Te apetece probar un sitio que no conoces, un lugar donde puedas encontrar comida tradicional, pero con ese toque que haga que sus platos sean especiales. No lo dudes más, sigue leyendo, tenemos lo que estás buscando para comer hoy, cenar o tomar unas tapas.

“Bocaito” lleva haciendo las delicias de los madrileños casi 50 años (fue fundado en 1966). La mezcla de la comida castellana y andaluza hace de este lugar uno de los imprescindibles de la capital. Situado en pleno centro de Madrid, a pocos metros de la calle Gran vía, siguen haciendo el mismo tipo de cocina que cuando abrieron sus puertas, sin que ello les haya supuesto desconectarse de las nuevas exigencias del cliente.

Entre sus especialidades destacan las tostas, las croquetas, las mejimechas y los enrolladitos, los huevos rotos y los asados de carne o el “pescaito frito”. Cabe destacar también el menú degustación, que hará las delicias de todos aquellos que no sepan decidirse y quieran probar una selección con los mejores bocados.

Disfruta de los ambientes que tienen preparados para ti; desde las barras más castizas, pasando por los comedores Goyesco y del Espejo, hasta el comedor del Jardín, al más puro estilo andaluz. Sin olvidar, el salón Goya, ideal para las grandes celebraciones.

Hoy seguro que no fallamos con nuestra recomendación.

 

Cuándo: De lunes a sábado, de 12,30 a 16,00 horas y de 20,00 a 00,00. Domingos cerrado.  

Dónde: Calle Libertad, 6 (Metro Gran vía o Chueca)

Precio: De 20 a 25 euros por persona.