Madrid nos gusta por infinidad de argumentos, pero si hacemos un top ten con nuestros favoritos, seguro que siempre figuraría la cada vez mayor oferta gastronómica de la ciudad. Comida coreana, vegana, apta para celíacos… Poneos a pensar y veréis que no hay ninguna cocina que nos falte. Aunque, a decir verdad, hay una muy especial de la que no podemos olvidarnos. Se trata por supuesto de la tradicional, la más característica de la villa hasta hace no demasiado tiempo. Y a día de hoy aún no conocemos a nadie que sea capaz de decir que no, y más con el otoño bien entrado, a una buena ración de Cocido Madrileño. Y en la Cruz Blanca de Vallecas hacen el mejor de España.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No es ningún secreto por lo tanto que este plato, manjar sin igual, sea quizá el principal motivo de la fama de la Cruz Blanca de Vallecas, uno de los iconos de ese barrio. Barrio y restaurante que visitamos hace muy poco, pero para degustar una propuesta culinaria distinta. No, esta vez no fuimos a deleitarnos con los garbanzos, huesos de caña, tocino, jamón, morcillo, gallina, patata, zanahoria… del guiso de Antonio Cosmen. En esta ocasión el objetivo era probar en primicia el Menú de Noche que acaba de lanzar el restaurante, y cuyo plato fuerte es la “La Paella de Madrid”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Antes de pasar a describir los ingredientes de tan singular paella, os adelantamos que el menú incluye además del plato de arroz unos espectaculares tirabeques al ajillo con gambas como entrante. El postre, fresco y castizo a la vez, es un buñuelo de manzana con helado artesanal de menta y chocolate, ideal para cerrar una cena como ésta.
Pero, ¿qué hace tan especial a la “Paella de Madrid”? Pues que está elaborada, como no podía ser de otra manera, con arroz, cebolla, pimiento rojo y pimentó de La Vera, y además con “Ropa Vieja”, esa receta que todos hemos comido alguna vez y que se elaboraba (y se elabora) con el sobrante del cocido (garbanzos, chorizo, morcilla y carne). Una vez que todo se ha juntado en la paellera, además del caldo propio del cocido, se mete en el horno para que se haga lentamente.

La Cruz Blanca de Vallecas

Como no nos cabía duda, el resultado es sublime. Los ingredientes encajan a la perfección y lo que podría parecer a simple vista un plato contundente se convierte en un arroz lleno de sabor y fácil digestión, gracias a ese excelente producto que siempre ha sido santo y seña de la Cruz Blanca de Vallecas sea cual sea la propuesta gastronómica.
Este Menú de Noche estará disponible, con reserva previa, los jueves, viernes y sábados a partir de las 20:30. Teniendo en cuenta que también tienen su propia freiduría, en la cual elaboran churros, porras y patatas fritas, nos tememos que cada vez que vayamos a este barrio desayunaremos, comeremos, merendaremos y cenaremos en La Cruz Blanca de Vallecas.
Y no podíamos olvidarnos por supuesto de dar las gracias a Antonio Luquero, quien nos acompañó en la fantástica cena, nos ha cedido todas las fotos que ilustran la noticia y sobre todo hace un formidable trabajo cada día desde el periódico digital Vallecasweb, para enterarnos de todo lo bueno que tiene que ofrecernos este barrio de Madrid. ¡Un placer y una suerte haberte conocido!
Cuándo: La Cruz Blanca de Vallecas abre de 6:00 a 23:00 de lunes a domingo. El Menú de Noche sólo está disponible, bajo reserva previa (914 77 34 38), los jueves, viernes y sábados a partir de las 20:30
Dónde: Calle de Carlos Martín Álvarez, 58; Metro Portazgo
Precio del menú: 25 euros por persona, bebidas no incluidas.