Vista interior del restaurante / Foto: S&Q Communication
Paseando por las calles más emblemáticas de la zona de Serrano no reparas en este local, que desde fuera no da la impresión de ser lo que encuentras al abrir la puerta: un restaurante donde la moda juega un papel clave en la decoración, una fusión natural que se percibe en los pequeños detalles. Una vez sentado y dispuesto a hincarle el diente a la carta, te encuentras una amplia representación de vinos muy buenos, de buen precio, y con una uva autóctona, 100% española y de diferentes regiones.
Pero lo mejor de DéFiLé Café llega al momento de comer. La carta es amplia y cuenta con el criterio de un chef que cuida que los alimentos sean frescos y naturales. Nos encantó su apuesta por el pescado salvaje, por el caviar de salmón que tiene un sabor a mar incomparable, pero sobre todo por las vieiras gratinadas. El tataki de atún es digno de mención, en especial su textura, levemente cocinado. Un bocado bien rico.
Tataki de atún / Foto: S&Q Communication
En la carta de DéFiLé Café también podemos encontrar verduras (ojo a esas alcachofas tan ricas) y otro tipo de carnes. Nosotros probamos las brochetas de pollo, que también destacaban por su textura, un punto muy bien cogido. De postre, te enamorará la milhoja.
Cuándo: Lunes-viernes 08:30-01:00; Sábados: 11:00-02:00; Domingos y festivos: CERRADO
Dónde: calle Hermosillo, 39. Metro Serrano.
Precio: unos 20-25 euros por persona.

No hay comentarios

Dejar respuesta