Alrededor de Madrid existen numerosas ciudades y pueblos imprescindibles de visitar. Uno de ellos es San Lorenzo del Escorial, un lugar perfecto para visitar en cualquier estación del año, aunque ir en estas fechas en las que el buen tiempo asoma, sería una mejor opción.

Situado en la Sierra de Madrid, San Lorenzo del Escorial ofrece al turista historia, arte y cultura de la mano de un gran conjunto monumental, compuesto por una biblioteca, un monasterio, un palacio, un panteón y una basílica, todo ello ya declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1984. Además de eso, San Lorenzo del Escorial presenta paisajes naturales llenos de belleza, muy propios de la sierra de Madrid, así como una amplia oferta gastronómica.

A lo largo del año son numerosos los fines de semana y festivos que se pueden aprovechar para alojarse en este pequeño pueblo de la sierra de Madrid, a menos de una hora en coche del centro de la capital. Además, para los turistas, también existen excursiones con diferentes servicios incluidos, a distintos precios, para aprovechar al menos un día del viaje en visitar este bello lugar. Es importante decir que, si no se cuenta con coche o no se forma parte de una de estas excursiones, también existen líneas de tren, en Renfe, que parten hacía San Lorenzo, llegando al lugar en muy poco tiempo.  Desde atocha salen trenes cada pocos minutos.

Para aprovechar al máximo la visita a este bello municipio, proponemos un plan de fin de semana:

Día 1: No es necesario madrugar mucho, ya que como hemos mencionado antes, San Lorenzo del Escorial se encuentra a pocos minutos en coche o bus del centro de Madrid. Sin embargo, será importante que no se peguen las sábanas y levantarse relativamente pronto, pues en cuanto se llegue a la ciudad, una primera parada será en el famoso Monasterio de San Lorenzo, donde se hará un recorrido por las diferentes salas del Monasterio, además de escuchar curiosidades históricas de este municipio.

Una vez finalice la visita al Monasterio, sobre todo si la escapada se realiza en fechas de buen clima, una comida a base de tapas y cervezas en una terraza céntrica, es la mejor opción.

Después, se puede realizar un recorrido por las diferentes calles que pueblan la zona, en busca de panorámicas impresionantes del paisaje de la sierra de Madrid. Para cenar, la oferta gastronómica sigue siendo muy variada, pero se recomienda probar los platos del restaurante El Asador del Rey.

Día 2: Debido al pequeño tamaño de San Lorenzo del Escorial, es probable que muchos decidan tan solo dedicar un día al municipio, pero si se desea ver la zona también de noche, es recomendable alojarse una noche en San Lorenzo y optar por un segundo día. Durante éste, se recomienda visitar La Casita del Príncipe o del Infante y, más tarde, para finalizar la escapada, ya con todo el municipio recorrido, se puede pasar a visitar El Valle de Los Caídos, otro monumento impresionante, lleno de historia, muy cerca de El Escorial.