El pasado jueves 25 de octubre fue el Día Mundial de la Pasta y si nos seguís en Instagram seguro que visteis que lo celebramos por todo lo alto en Fellina, uno de nuestros italianos favoritos de Madrid.

Fellina es uno de esos lugares que consiguen unir en un mismo espacio el rollo más “cool” y la sensación de sencillez y tradición (italiana por supuesto). Un detalle muy curioso y cuidado de Fellina es que muchos de sus platos se emplatan y terminan de preparar en la mesa.

Solo con ver su carta es difícil decidirse, antipasti, ensaladas, pasta y pizzas de todo tipo. Que no podíamos irnos de Fellina sin probar sus “espagueti alla carbonara originale” lo sabíamos, y para acompañarlos nos decantamos por descubrir cómo era la pizza frita.

Tienen dos tipos: margarita, con los ingredientes tradicionales, y speck, con trozos de jamón, tomate y queso, mucho más jugosa. La pizza frita de Fellina es una especie de calzzone en cuyo interior se encuentran todos los ingredientes y en lugar de meterse al horno, se fríe, aunque no resulta más grasienta que la pizza tradicional.

Aquí hacemos un llamamiento a los amantes de la pasta carbonara. Vamos con esos espaguetis tan famosos que sin duda se han ganado el título de ser de los mejores de Madrid. En Fellina presumen de preparar la receta original sin modificaciones. Los espaguetis ya cocidos y con la sala se sirven en la mesa mediante lo que es prácticamente un ritual: una vez en el plato se les añade el bacon, la pimienta recién molida y se ralla el parmesano. El resultado: uno de los mejores platos de pasta que hemos probado hasta ahora.

Menos mal que siempre dejamos hueco para el postre, porque gustarían hasta a los menos golososo. La pannacota con chocolate fundido es una de las mejores opciones, aunque quizá la más original son los canutillos rellenos de ricotta, estos se sirven en la mesa sobre un papel para comida, en el que con chocolate escriben Fellina para después rellenar los canutillos y colocarlos sobre la base, bañados de nuevo en chocolate.

Los amantes de la pasta y la comida italiana están de enhorabuena, porque en este restaurante de la zona de Alonso Martínez podrán saciar todos sus antojos.

Cuándo: domingo – miércoles: 13:00h a 24:00h. Jueves – sábado: 13:00h a 2:00h.
Dónde: C/ Caracas, 21, 28010, Madrid.
Precio: entre 15 y 20 euros por persona.