Si hablamos de “fish and chips” pensamos en las calles londinenses, con puestos con pescado frito y bañado en aceite, pero nada más lejos de la realidad de Hake Mate. Este local, situado en el barrio de Salamanca, representa el nuevo concepto de restaurante-espacio afterwork y de copas. Hake Mate lleva a otro nivel la gastronomía londinense acercándola al producto nacional.

Aunque es famoso por su fish and chips, ofrece una amplia variedad de platos elaborados con productos locales. Además, cuenta con menús tanto para la hora de la comida como para cenas, en su interior y en su terraza de la calle Serrano. Mención especial merece el tartar de salmón con aguacate acompañado de huevas de salmón, salsa ponza, servido sobre base de aguacate y queso crema. Una mezcla explosiva de sabores que combinan a la perfección.

El tartar es un entrante perfecto para afrontar con fuerza unos platos principales fuertes. Entre ellos un plato de lo más original: arroz de plankton marino con sepia, una auténtica delicia de color verde pero que guarda un sorprendente sabor a mar. Este viene acompañado con un toque de algas y chipirones fritos y de un color original, que a priori puede no resultar atractivo pero que, es al final, es la gracia del plato.

Y, por supuesto, como plato obligado: fish and chips “Hake Mate”. Una receta muy internacional pero que sorprendería al paladar de cualquier londinense. Se puede tomar en una de sus dos variantes: especiado o adobado. El adobado es menos picante y tiene un sabor muy característico. El rebozado es casero y conserva un toque crujiente, además, la merluza es fresca por lo que las piezas de pescado están de lo más tiernas y pueden cortarse con el tenedor. Viene acompañado en unas “chips” o patatas fritas aderezadas con pimentón picante y dos salsas, la típica tártara y una agridulce con un toque picante.

Lo realmente difícil es decidirse por un postre entre las opciones que ofrecen. Para los más golosos y fans de probar nuevas combinaciones de sabores hay un favorito: sundie de caramelo con palomitas. Este postre consta de dos bolas de helado de caramelo sobre una base de galleta que se mezclan con una espuma de yogur de coco y, lo más sorprendente, viene acompañado de palomitas de maíz caramelizadas, una mezcla del salado más intenso con el dulce del caramelo que sorprende muy gratamente al paladar.

La bebida es otro de sus puntos fuertes, con una oferta interesante de vinos y combinados que se presentan de la forma más innovadora. Todo el ambiente invita a compartir una charla animada con amigos en un entorno muy íntimo y agradable.

Hake Mate aúna lo mejor de cada casa, desde una gastronomía local llevada a las tendencias más modernas hasta un ambiente after work y distendido de lo más acogedor. Pasarse por aquí entre semana es un plan de 10 para desconectar de la rutina.

Cuándo: lunes y martes: 12:30 a 24:00. Miércoles – viernes: 12:30 a 2:30. Sábados: 12:30 a 24:00. Domingo: 12:30 a 17:00.

Dónde: Calle de Serrano, 120, 28006, Madrid. Metro Gregorio Marañón.

Precio: aproximadamente 25 euros por persona.