¿Si pudieras tener un súper poder cuál sería? ¿Volar? Sin duda es uno de los deseos de muchos, la libertad, sentirse como un pájaro… Así dicho parece imposible, pero hay opciones con las que acercarse a esa sensación, como Madrid Fly, donde se encuentra el túnel de viento vertical más grande de Europa.

Los túneles de viento se han puesto de moda últimamente y pueden encontrarse varios en toda la región de Madrid, sin embargo, Madrid Fly acoge al más grande de toda Europa y en él permite a todo el mundo introducirse en el deporte del vuelo, además de practicar a los que ya son profesionales.

La sesión estándar de iniciación al vuelo consta de 2 vuelos, siempre bajo la supervisión de instructores cualificados, porque no, aunque lo parezca no es nada fácil. El pack además incluye una clase teórica antes del vuelo con el instructor, ya que la posición del cuerpo durante el vuelo es determinante para mantenerse “en equilibrio” dentro del túnel, lo primero que los instructores dejan claro es que cualquier mínimo movimiento flotando en el aire puede marcar una gran diferencia y, posiblemente, una gran inestabilidad.

Pero que nadie se alarme, que hasta los más torpes – y aquí me incluyo – lo terminamos haciendo muy bien. Además te dan toda la equipación necesaria, un mono muy chulo, unas gafas y un casco, un uniforme con el que te sientes bastante astronauta.

Durante el vuelo el instructor está en todo momento pendiente de que la postura sea la correcta y, os lo aseguro, costará mucho que lo sea. Parece que volar es tirarse, dejarse llevar y ya ¿Verdad? Pues nada más lejos de la realidad, requiere de fuerza para mantener una postura que es clave simplemente para ser capaz de flotar solo. No os asustéis si al principio no os suelta el instructor, es que es bastante complicado para una persona que se mueve en vertical acostumbrarse a estar horizontal.
Y, ¿cuál es la sensación? Es difícil de describir, pero es impresionante, sentir que flotas contra el viento y cómo subes y bajas es algo que se sale de cualquier cosa que hayas experimentado antes. Lo importante es, una vez que tienes la postura, disfrutarlo al máximo. Sobre todo durante el segundo vuelo, cuando llega Superman y te coge para subir y bajar por el túnel de viento dando vueltas ¡Es pura adrenalina! 
 

El aire que te mantiene volando es regulable y su velocidad oscila entre los 180 y 300 km/h, lo que permite que los voladores puedan desarrollar todo tipo de movimientos, dependiendo de su experiencia y capacidades. Es una chulada ver a los instructores haciendo volteretas y otras piruetas sin ninguna dificultad.

Un escape room para cerrar una experiencia redonda 

MadridFly cuenta con un nuevo escape room para que tanto pequeños como mayores se diviertan en las instalaciones. Una opción recomendable es realizar el vuelo del túnel del viento y tras tomar algo en el bar para volver a la calma, pasar por el escape room para resolver el caso del Legado de Mr. Fox, un millonario con cara desconocida, de zorro, cuya herencia está en juego. Cuarenta y cinco minutos para hallar la fortuna, abrir la puerta y convertirte en el gran heredero.
Tanto el túnel de viento como el escape room cuentan con distintas ofertas para celebrar cumpleaños y otros eventos en grupo.