Aunque la cocina fusión tiene siglos de historia (¿o qué pensabais que es el Tex-Mex?), la realidad es que ha sido en los últimos tiempos, en buena parte gracias a la globalización, en los que la conjunción de diferentes gastronomías se ha generalizado, dando lugar a sabores que hasta hace muy poquito parecían impensables. Y en Pasto saben mucho de esto, ya que desde hace tiempo vienen combinando a la perfección especialidades argentinas, peruanas, españolas e italianas.

Este coqueto bar de tapas se ubica en una de las zonas más tranquilas del bullicioso Barrio de las Letras, y está pensado precisamente para eso: para sentarse, alejarse del ruido y disfrutar de una propuesta arriesgada (pero deliciosa) con una copa de vino al lado. Y todo ello a un precio más que asequible.

Hablamos tan directamente de una copa de vino porque en Pasto cambian su carta de caldos cada mes, dándonos de este modo la oportunidad de probar algunos de los más exquisitos Albariños, Mencías o Malbec del mercado. En esta lista también encontramos una “fusión”, ya que se centra principalmente en cepas procedentes de España y Argentina.

Al igual que en el anterior caso, el menú también varía según la estación del año y los productos, si bien hay platos que podemos encontrar de forma permanente. Y es aquí donde reside la verdadera esencia de Pasto: tacos de costilla de ternera pibil y cebolla roja encurtida, pulpo con cebolla caramelizada y espuma de patata, empanadillas de maíz y ternera con kétchup de zanahoria o mollejas con chimichurri, naranja y cebolla roja son algunos de los ejemplos de lo bien que pueden convivir estos cuatro tipos de gastronomía.

Capítulo aparte merecerían los postres, en los que no sólo hay un mix de gastronomías, también lo hay de contrastes: ¿a alguien se le había ocurrido juntar alguna vez la tarta de queso con mermelada de tomates? ¿o las berenjenas (dulces) con yogur natural? Pues a los creativos de Pasto sí, y os aseguramos que los resultados son adictivos.

Sólo os hemos dado unas pinceladas y estamos convencidos de que ya hemos despertado vuestra curiosidad. Pues bien, la única manera de comprobar que todo lo que os decimos es verdad es sacando un hueco en vuestra agenda y venir a Pasto a verificarlo.

Cuándo: Miércoles a domingo de 12:00 a 17:00 y de 20:00 a 00:00. Lunes de 20:00 a 1:00, lunes cerrado.

Dónde: Calle de Lope de Vega, 15; Metro Antón Martín

Precio: Aproximadamente 25€ por persona