Es un hecho indiscutible que la cocina oriental es una de las que más éxito tiene en nuestra ciudad, pero también lo es una corriente que estamos apreciando en los restaurantes temáticos. Ya no es tan común que unos sean de comida china, otros thai y otros japonesa… ahora están apareciendo los locales que reúnen lo mejor de la comida que nos llega de la cocina asiática y que se atreven a combinarlos con otras cocinas del mundo.
Uno de los grandes exponentes de esta corriente que aglutina los platos más sabrosos de la cocina oriental es Pink Monkey. Pero es que este local va mucho más allá, porque aparte de tener ingredientes de la cocina china, tailandesa, vietnamita, japonesa… los combina con elementos de nuestra gastronomía más tradicional, de la mediterránea y hasta de la mexicana.
Es decir, que Pink Monkey es de esos restaurantes fusión que arriesgan, que se la juegan, se tiran a la piscina y combinan elementos que parecen incompatibles para dar lugar a sabores insospechados, espectaculares y fuera de lo común.
Prueba de estas invenciones gastronómicas son: el Dumpling de Rabo de Toro con Foie, el Shashimi de Vieiras, el Bao Pork Belly, los Huevos Rotos de Atún Rojo, el Curry Rojo Thai de Carrillera Ibérica…
Si quieres pegarte un homenaje y abrir tu paladar a nuevas experiencias culinarias, no puedes perderte Pink Monkey.
Cuándo: De Lunes a Sde 13:00 a 17:00 y de 20:00 a 23:00. Domingo de 14:00 a 17:00.
Dónde: Calle Monte Esquinza, 15. Metro Alonso Martínez
Precio: Entre 25 y 35€
Más información aquí