Isabel Ordaz y Nacho Sánchez protagonizan esta historia en el Teatro Abadía

Pocas veces tenemos la ocasión de disfrutar de historias que nos dejan huella. No es porque se trate de que el nivel de la cartelera teatral madrileña sea bajo, quizá sea precisamente por lo contrario. Hay tal volumen de oferta que muchas joyas ocultas se nos escapan. Esto casi nos pasa con ‘He nacido para verte sonreír’, una obra en cartel en el Teatro Abadía que hemos descubierto casi por casualidad y que nos ha conmocionado. Por ese motivo, no queremos dejar la ocasión para recomendárosla, porque le quedan poco días en cartel y merece la pena.

Antes de continuar, aquí va un aviso: estamos ante un drama. Es un género que nos parece especialmente disfrutable en teatro, donde se genera una atmósfera idónea para vivir la historia intensamente. Pero también somos conscientes de que hay mucha gente que prefiere ver solo comedia.

En esta historia vemos un monólogo cargado de emociones de una madre rota de dolor. En la representación también aparece su hijo, protagonista indirecto de la historia. Se trata de un duro relato que aporta una perspectiva cruda a la situación de muchas familias en nuestro país.

Sinopsis: Una madre se despide de su hijo, mientras esperan al padre que vendrá a buscarlos en coche; enseguida partirán para un viaje largo, aunque de alguna manera el hijo ya se alejó hace tiempo. El padre ha de llevarlo a un hospital y dejarlo internado para que se cure de su trastorno mental.

Cuándo: de miércoles a viernes, 20:30h; sábado, 18:00h y 21:00h; domingo, 19:30h.

Dónde: Teatro de la Abadía, C/ Fernández de los Ríos, 42 (metro Canal o Quevedo).

Precio: a partir de 16 euros.