Como seguidores fieles de esta web, ya sabéis que somos grandes amantes de las hamburguesas, de las pizzas, de los brunch y del sushi. Y sí, había otra tendencia gastronómica incipiente a la que pronto le echamos el ojo y no hemos parado de experimentar. Se trata de las opciones más saludables, esa corriente que se centra en los alimentos tal y como los produce la naturaleza y evitan los conservantes y los procesados.
No cabe duda de que el estilo poke encaja a la perfección en esa corriente. Procede de Hawai, y significa, literalmente, ‘cortar’. Efectivamente, se trata de una combinación de ingredientes naturales cortados, sin cocina previa, y listos para su consumo. Una ensalada que combina vegetales, frutos secos, condimentos varios (desde el mango o algas hasta la cebolla) donde la proteína se lleva el protagonismo. La proteína que encontramos en los pokes es, generalmente, pescado crudo (atún, salmón), tofu o langostinos.
Uno de nuestros pokes favoritos de Madrid lo hemos comido en el barrio de Chueca, en Ohana Poke House. Empezando por el local, un cuidado rinconcito de la calle Barbieri teñido de rosa fucsia con un precioso tono pastel y mujeres hawaianas decorando las paredes. Dan ganas de estar haciéndose fotos todo el rato. Los dueños le han sacado partido a esto y han producido una especie de ‘backstage’ con photocall incluido, cómo no, en fucsia.
Pero la comida es lo mejor de este local. Una multitud de ingredientes para combinar hasta la eternidad. El local ya ofrece una serie de propuestas, pero también tienes la opción de componer tu propia obra de arte. ¡Verás que el resultado es tan icónico, preparado con tanto cariño, que te dará pena hincarle el diente!
Respecto a la bebida, ofrecen una rica en probióticos y que además está riquísima: los Kombucha. Los hay de diferentes sabores. Importante que la combines bien con tu Poke: si pides opción picante, evita, por ejemplo, el de jengibre.

Cuándo: abierto todos los días, excepto domingos.
Dónde: Calle Barbieri, 1. Metro Chueca.
Precio: unos 15 euros por persona.