A pesar de que la Covid-19 esté alterando toda nuestra vida, la llegada del verano es inevitable, y con la nueva estación vuelven los espectáculos culturales, el aire libre, el bullicio y el buen tiempo, como los cines de verano.

Los cines de verano al aire libre promovidos por los distritos podrán mantener su actividad a partir del mes de julio – y se prolongará durante los meses de agosto y septiembre – en virtud del plan de transición estatal. Se contempla la realización de actos culturales al aire libre, tal y como ha informado el Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia, Participación Ciudadana y Atención a la Ciudadanía, dirigida por Silvia Saavedra.

Así, se permitirá la actividad de estos cines al aire libre siempre y cuando se ajusten a las pautas marcadas en dicho plan, que establece que todos los usuarios han de seguir rigurosamente las recomendaciones de la autoridad sanitaria: guardar las distancias necesarias y mantener las medidas de seguridad personal. En cuanto a los organizadores y contratistas, deberán verificar antes del inicio de cada sesión que las sillas se encuentran a dos metros unas de otras, organizar la entrada del recinto mediante fila ordenada con la separación suficiente entre personas, colocar dispensadores de gel desinfectante y mascarillas a la entrada del recinto y no podrán instalar aseos portátiles.

cines de verano

Esta decisión afectará al autocine y a los 39 cines de verano que se organizan en 19 de los 21 distritos de la capital durante la época estival. La mayor parte de los distritosgestionan los cines de verano a través de contratos de programación cultural, en muchos casos suspendidos por la situación actual. Otros se mantienen en distintas fases de sus respectivos procesos de tramitación y en algún caso puntual el contrato se encuentra vigente. 

En el caso de los distritos en los que los contratos se encuentren suspendidos y el procedimiento no permita su tramitación por plazos insuficientes, esta actividad podría llevarse a cabo a través de los contratos vigentes o mediante la tramitación de contratos menores, con el objetivo de poder ofrecer esta alternativa de ocio a los vecinos de sus distritos con garantías sanitarias suficientes.