Dos destinos tan lejanos pero tan unidos dan vida y esencia a Fayer.  Un restaurante que ya existe en Buenos Aires y aterriza ahora en Madrid con una carta diferente con muchos sabores nuevos que sorprenderán a los paladares más exigentes. Israel y Argentina se unen en este contemporáneo y sofisticado proyecto que llega a la capital.

Fayer significa fuego, un elemento central en la cocina de este espacio y que sirve de inspiración a la hora de desarrollar el concepto. Un lugar único que ha conseguido encontrar el equilibrio entre las recetas israelíes  y los cortes de carne argentina a la parrilla.

Adentrándonos en la carta y a modo de entrantes, tenemos el imprescindible Hummus clásico; el Falafel servido con salsa tahina y lebaneh; el Lajmayin, una masa fina al horno con ternera especiada, tomate y tamarindos; el Carpaccio Kubenia, realizado con solomillo y bulgur crujiente; y el Khachapuri, un plato típico georgiano muy consumido en Israel a base de masa crujiente con queso de cabra y huevo.

En el apartado de parrilla, encontramos los cortes argentinos como el Ojo de bife con chimichurri levantino o la Entraña con salsa criolla y, también, la Molleja ahumada con Ras el hanout. Aunque el gran protagonista de la carta Fayer es, sin lugar a dudas, el Pastrón con hueso. Se trata de su plato icónico preparado con un costillar de novillo curado durante 10 días en una mezcla de sal, azúcar y 13 especias. La pieza está ahumada en frío durante 8 horas y, finalmente, cocinada al vacío a baja temperatura durante 24h. Esta peculiar preparación es imprescindible probarla sobre todo con algunos de los vinos de la cuidada bodega, entre los que se incluyen muchas referencias argentinas, como no podía ser de otra manera.

La carta culmina con una parte dulce, en la que también conviven ambas culturas y en la que destaca el Baklawa, un postre representativo de la gastronomía Israelí hecha con láminas de masa filo rellenas con crema pastelera y frutos secos; y el Panqueque con dulce de leche Fayer.

Fayer cuenta con dos zonas diferenciadas. Al cruzar su puerta nos encontramos con una  acogedora barra, un ambiente más informal en la que poder picar algo, comer o tomar una copa. Unas escaleras separan este lugar del restaurante, un salón amplio y relajado que da servicio a 65 comensales. Al fondo, encontramos un íntimo reservado pensado para 10 personas.

Todo esto hace de Fayer el lugar perfecto para disfrutar de una comida de trabajo, una cena en pareja o una reunión de amigos en un entorno alegre y relajado.

Dónde: Fayer. Calle Orfila, 7. Metro Alonso Martínez

Cuándo: De lunes a sábado de 12:00 a 00:00h.

Más información aquí