Te vamos a hablar de uno de esos locales de los que nos sentimos orgullosos, de esos lugares que hacen que nuestra ciudad sea especial, en el que cada rincón respira historia viva de Madrid y de todo el país. Te estamos hablando de Museo Chicote.

Un local que desde que abriera las puertas en 1931 de la mano de un pionero como Perico Chicote se convirtió en un lugar de culto, en un sitio gamberro al que acudir para sentirte como alguien especial. Tan especial que se convirtió en un emplazamiento de peregrinaje para todos las celebridades que ponían un pie en la capital; Eisenhower, Audrey Hepburn, Dalí, Frank Sinatra… son algunos de sus ilustres clientes.

El principal reclamo; sus cócteles. Y eso, 85 años después no ha cambiado en absoluto. En Chicote el cóctel es una religión y lo cuidan tal y como lo cuidaba Perico Chicote.

El cóctel es una bebida estimulante, compuesta a base de alcoholes diversos a los que se les añade azúcar, hielo y bitters o amargos, que dio lugar a los clásicos que forman parte de nuestra historia.

Su carta es amplísima, así que ya te anticipamos que es imposible que no te enamores de alguno de estos brebajes mágicos. Manhattan, Mai Tai, Caipirinha, Piña Colada, Negroni, Margarita, Dry Martini, Daiquiri, Cosmopolitan… son algunos de los deliciosos cócteles que nos ofrece Museo Chicote.

Cuándo: Lunes a Sábado de 13:00 a 03:00, Domingos de 13:00 a 01:00

Dónde: Museo Chicote. Calle Gran Vía, 12. Metro Banco España o Gran Vía