Los restaurantes y bares de Madrid siguen quemando etapas hacia la “nueva normalidad” y ahora, por fortuna para todos, ya podemos acceder al interior de los locales para disfrutar de las propuestas de las cartas que tantas ganas teníamos de volver a degustar. Desde esta semana podemos regresar a Rocacho, uno de los grandes referentes de la cocina tradicional en nuestra ciudad.

Y decimos que es un referente porque se cuentan con los dedos de la mano los lugares en los que tengamos la posibilidad de llevarnos a la boca los mejores cortes de las carnes procedentes de las fincas de ‘El Capricho‘, el mítico restaurante leonés que es hogar de la considerada por muchos (como por ejemplo la revista ‘Time’) la mejor carne roja del mundo.

Entraña, solomillo, chuletón… Platos con los que se nos hace la boca agua solo al mencionarlos y que solo tienen dos secretos: un producto magnífico y una elaboración excelente. Nos encanta las brasas, pero no en todos lados saben manejarla hasta el punto de alcanzar la perfección. Algo que, desde luego, sí sucede en Rocacho.

Foto: Rocacho

Siguen esa línea de tradición y culto a los ingredientes todas las propuestas de su carta, desde los entrantes hasta algo tan aparentemente secundario como las guarniciones. Porque no acertar con los acompañamientos pueden arruinar un buen principal, pero si apuestas por patatas fritas caseras y Pimientos de Piquillo de Navarra es imposible fallar.

De esta forma, el lomo de atún rojo o el rodaballo salvaje a la brasa quedan redondos, convirtiéndose en toda una experiencia para los sentidos. Algo que también nos pasa con sus arroces y fideuá, de esos que apetece comer tranquilamente, saboreando cada cucharada, acompañados de cualquiera de los sublimes caldos que tiene la vinoteca de Rocacho. Solo en el Levante podremos comer una paella como la que encontramos aquí.

Foto: Rocacho

Cómo no, toda la cultura gastronómica de este restaurante se refleja también en sus postres, con propuestas “de las de toda la vida” como la torrija o la tarta fina de manzana. Aquí, de nuevo, emergen los sabores que solo los productos de primera y el buen trabajo son capaces de generar.

Foto: Rocacho

Volvemos, poco a poco y con prudencia y responsabilidad, a retomar todo aquello que nos hacía felices… sin saberlo.

ROCACHO

Dirección: Calle Padre Damián, 38

Horario: Lunes a domingo de 11:00 a 23:30

Teléfono: 914 21 97 70

Contacto: reservas@rocacho.com

Instagram: @rocachomadrid