El postre es nuestro placer culpable, amantes del chocolate, del hojaldre, las tartas o los cupcakes. Todos tenemos un favorito al que no nos podemos resistir y menos viendo las propuestas de Celicioso. Este local de la calle del Barquillo, junto a la Gran Vía de Madrid desprende magia por todas sus esquinas, pero además tiene una de las mejores ofertas pasteleras de la ciudad y, lo que es mejor, para todos los paladares, incluidos celiacos, intolerantes a la lactosa, veganos o anti azúcar.

Comunicado con el exclusivo Only You Boutique Hotel, Celicioso no es menos cuidadoso con su decoración, con un espacio muy amplio de techos amplios y que invita a pasar la tarde entera pegado a una taza de café y una porción de tarta. Por allí pasan personas de todo tipo y que hablan en todos los idiomas, los que van a probar sus postres, los que los compran para llevar y quienes repiten y llevan su ordenador para seguir trabajando.

Y es que eso es lo más importante de este local, su comida y, sobre todo, sus postres. Es conocido por su oferta pastelera, con cookies, cupcakes y tartas de todo tipo, desde las más clásicas como la carrot cake o la tarta de queso con arándanos, hasta propuestas innovadoras como las tartas de chocolate veganas o las frutales, de manzana o frutos rojos, sin azúcar. Además, hay propuestas sin lactosa y, por supuesto, gluten free.

La selección de bebidas no deja nada que desear tampoco, con distintos tipos de café, té y batidos helados. Pero además, en Celicioso se puede disfrutar de una amplia carta de entrantes, ensaladas, sandwiches, hamburguesas e incluso poke, ahora que está tan de moda. Aunque, si vas a probar su oferta de platos principales, recuerda dejar hueco para el postre, que es lo que hace de este, un lugar especial.

Cupcake de Vainilla