El verano es la época del año en la que pasamos más tiempo con familiares y amigos. Una serie de reuniones entre barbacoas y piscinas, así como cualquier fiesta de comida y bebida, donde suele destacar la presencia de un maletín de póker, uno de los juegos más demandados durante la época estival. Las largas horas de sol y los días de vacaciones invitan a realizar actividades para entretenerse, por lo que el popular juego de cartas emerge como una de las opciones más interesantes para pasar un rato divertido. A pesar de organizar las partidas simplemente por diversión, sin ningún tipo de afán competitivo, todos los jugadores desean ganar.

Muchos jugadores se inician en el póker, especialmente en el póker online, en verano, ya que durante la época estival se celebran las World Series of Poker (WSOP) en Las Vegas, Estados Unidos. Este festival, considerado como el más prestigioso del juego de cartas, corona al campeón del mundo en el mes de julio. Un acontecimiento que genera una gran expectación en los medios de comunicación de todos los países, que se llenan de noticias con los mejores jugadores del circuito profesional. Además, durante cada edición aparecen jugadores aficionados que consiguen millones de dólares en premios, por lo que el aspecto económico también genera un fuerte interés en todos aquellos usuarios aficionados al póker. 

El mercado español del póker es uno de los más atractivos del panorama europeo, ya que los jugadores pueden beneficiarse de la conocida como liquidez compartida, pudiendo jugar contra usuarios franceses y portugueses. De esta forma, los operadores de póker online con licencia en el territorio español, otorgadas por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), aprovechan el verano para organizar torneos y eventos para que los jugadores sigan conectados al juego de cartas, aunque sea desde sus destinos vacacionales. Un escenario fantástico para iniciarse y dar los primeros pasos en el apasionante mundo de los naipes y, por qué no, convertirte en un jugador profesional de póker.

Aprende los conocimientos básicos

Hace varios años, los usuarios que se interesaban por el póker no tenían mucha información del juego de cartas, por lo que tenían que conformarse con libros escritos por expertos o jugadores profesionales para aprender los conocimientos básicos. En la actualidad, los jugadores pueden iniciarse en el mundo de póker de una forma mucho más sencilla, gracias a la información que pueden encontrar en internet, aunque esta amplia oferta de información también puede abrumar a muchas personas en sus primeros pasos. En cualquier caso, todos los jugadores tienen que pasar por esta fase de iniciación y entendimiento de este deporte mental.

La realidad es que aprender a jugar al póker es mucho más fácil de lo que la mayoría de las personas creen. De hecho, cualquier persona puede aprender los conocimientos básicos del juego de cartas en cuestión de minutos, lo difícil es dominarlo. La opción más recomendada en este punto es comenzar a jugar en una sala de póker online, donde podrás disputar un gran número de manos hasta que conozcas todas los aspectos y características del juego en una partida real. Todo ello desde la tranquilidad del hogar y en cualquier momento del día, por lo que tendrás una mayor flexibilidad a la hora de practicar.

Elige una variante y modalidad de póker

El póker cuenta con múltiples variantes de juego, cada una de ellas con diferentes características. La mejor opción para los jugadores principiantes es el poker texas holdem, la variante más popular del mundo, ya que bajo esta variante se juegan las World Series of Poker (WSOP). La popularidad de esta variante provoca que los usuarios puedan encontrar una gran cantidad de información en internet. De esta forma, los aficionados a los naipes podrán mejorar su juego a corto y medio plazo, asimilando los conceptos básicos de una forma realmente rápida para desenvolverse con soltura en las partidas de póker online.

Elegir una variante correcta es una de las decisiones más importantes para cualquier jugador que se inicia en el mundo del póker. Si bien es cierto que no es incompatible jugar a varias variantes dentro del juego de cartas, siempre es recomendable apostar por una de ellas, ya que se conseguirá mejores resultados. Lo mismo ocurre con las modalidades disponibles en el mundo del póker, especialmente en el ámbito online, aunque esta elección depende principalmente del objetivo del usuario. Los torneos online son perfectos para aquellos que quieran aprender todo lo relacionado con el juego y seguir mejorando, mientras que el cash online es la modalidad donde se consiguen mejores premios, aunque también es la más difícil de todas.

Errores de los principiantes

A diferencia de otros deportes mentales, el póker es un juego que permite a los jugadores principiantes convertirse en expertos en un corto espacio de tiempo, aunque para ello hay que seguir una serie de consejos para evitar los errores habituales. Uno de los fallos más comunes entre los principiantes es que juegan muchas manos, demasiadas teniendo en cuenta lo perjudicial que puede ser esto en la mayoría de las partidas. Apostar por un estilo agresivo con un bajo nivel de juego sólo te hará fracasar en las mesas de juego contra jugadores más experimentados, por lo que intenta ser más exigente a la hora de entrar en juego para obtener buenos resultados en tus primeros pasos en el póker.

Muchos principiantes comienzan a jugar al póker con un presupuesto general, sin establecer un presupuesto exclusivo, conocido en el mundo del juego de cartas como bankrollEste error puede ocasionar consecuencias negativas para los jugadores, ya que no saben en ningún momento los datos exactos de las ganancias o pérdidas que han acumulado en las partidas. Además, otro error de bulto consiste en jugar en niveles demasiados altos que exceden la capacidad financiera del usuario. Un fallo que aprovechan los jugadores más experimentados para destrozar a los principiantes en las mesas de juego, provocando un abandono rápido e indeseado en tus primeros pasos en este apasionante mundo de los naipes.