Decoración restaurante mexicano Gracias Padre

Hace unos días, y tras una larga jornada de trabajo, paseamos por las calles del barrio de Chamberí en busca de un buen sitio en el que saciar el hambre. Al encontrarse cerrado uno de nuestros favoritos, nos decantamos por el mexicano Gracias Padre, que tenía un aspecto de lo más pintón y además la carta nos sugería bastante.

La experiencia en el local es lo primero que te encuentras al buscar tu mesa: una decoración espectacular, luminosa, casi disruptiva que te mantiene centrado en los detalles durante un buen rato. Antes de la comida llegará tu margarita (porque no concebimos pedir otra bebida en un buen restaurante mexicano). La margarita se hace con dos tipos de tequila y te traslada en una sensación del paladar 100% mexicana.

La carta ofrece varios platos picantes y otros muy picantes. Cuidado con esto si eres sensible a las emociones fuertes. Los nachos al centro son un must indispensable, y además en Gracias Padre son caseros. Vienen con queso fundido, guacamole, pico de gallo y carne mechada de pollo. Muy buena opción para abrir boca. Por último, los tacos ofrecen un contundente bocado lleno de sabores. Nuestros favoritos, los tacos al pastor.

Tacos al pastor, restaurante mexicano Gracias Padre

Cuándo: L – J de 12:30 a 01:00; V – S de 12:30 a 01:30; D de 12:30 a 01:00.

Dónde: están en calle Sandoval 16 (metro Bilbao) y José Ortega y Gasset 55 (metro Lista).

Precio: unos 20 euros por persona.