Los sándwiches y bocadillos siguen teniendo esa mala fama de soluciones rápidas cuando no se nos ocurre que comer, asociándolos siempre a un concepto de salir del paso, sin importarnos demasiado la calidad. Y lo cierto es que no podríamos estar más equivocados, ya que desde hacer algún tiempo no son pocos los establecimientos que han convertido de los emparedados un producto gastronómico de primerísimo nivel. Uno de ellos es, sin ninguna duda, Crumb.

En este coqueto local de Conde Duque encontraremos unos espectaculares “sándwiches de autor” (así es como ellos los definen) donde, para empezar, el ingrediente principal es sublime. Hablamos por supuesto del pan, el cual elaboran en Crumb cada día con harinas ecológicas y masa madre. Y no sólo eso: podemos elegir entre diferentes variedades de pan, desde el “tradicional” hasta el de miel y cebolla, pasando por el de semillas, de patata…

Los rellenos no son menos sorprendentes, ya que dudamos mucho que hayáis degustado alguna vez un sándwich de carrilleras. En Crumb tendréis ocasión de ello, guisadas de manera perfecta con queso de tetilla y judías verdes, y si no sois mucho de este corte de ternera, hay de roastbeef, de pollo, de atún e incluso una opción vegetariana elaborada con pesto de tahini con tomate asado, berenjena y calabacín a la parrilla.

Pero en la carta hay mucho más que estos deliciosos bocados. Guisos, tostas y varios entrantes ideales para compartir completan la propuesta de Crumb, de la cual nos quedamos con los calamares fritos en su propia tinta y la fresquísima ensalada de mango, acompañada de pepino y aliño de sésamo y naranja. Elijas lo que elijas, lo ideal es maridarlo con alguna de sus cervezas artesanas y dejar sitio para el postre, el cual es, obviamente, casero.

Acostúmbrate a ver los sándwiches como alta cocina.

Cuándo: Martes a sábado de 13:00 a 16:00 y de 20:30 a 00:00. Domingos hasta de 13:30 a 16:30

Dónde: Calle Conde Duque, 8; Metro Ventura Rodríguez

Precio: Aproximadamente 20 euros por persona