La primera pregunta es obligatoria: ¿cómo estáis? Confiamos y deseamos de todo corazón que, dentro de la situación en la que aún nos encontramos, sigáis con ganas y fuerzas para seguir degustando todo lo que nos ofrece Madrid, aunque tenga que ser desde casa. Porque ese ha sido uno de los motivos que nos han invitado a volver antes de que abran los bares, restaurantes, museos… El hecho de que no son pocos los locales que llevan tiempo ofreciendo sus productos a domicilio, como es el caso de El Bacaro de Fabio Gasparini.

Unos pocos meses, concretamente desde septiembre del año pasado, han sido suficientes para que esta taberna veneciana se convierta en uno de los lugares más recomendables de nuestra ciudad. Es cierto, no podemos sentarnos (aún) en una de sus mesas. Pero cuando por fin podamos hacerlo, recordad pedir un Aperol Spritz, perfectamente preparado, antes de comenzar a saborear los deliciosos platos que este experto de la cocina italiana ha confeccionado para El Bacaro.

Foto: El Bacaro de Fabio Gasparini

Aquellos que están acostumbrado a pedir comida para consumir en casa saben lo complicado que es no tener al lado al chef para hacernos recomendaciones o ver lo que están consumiendo los al lado. Pero en la carta online de El Bacaro cada plato está ilustrado con su foto, y eso ya es suficiente para que se nos haga la boca agua.

La pasta siempre en su punto exacto de cocción, con salsas tradicionales como el pesto, la carbonara o la puttanesca, elaboradas paso a paso, con todos sus ingredientes y el tiempo necesario para que queden tal y como mandan los cánones. Una parmigiana de berenjenas que quita el sentido, el vitello tonnato que nos hace olvidarnos de todos los problemas o un sorprendente tartar de vaca con crema de burrata trufada son algunos de los entrantes que no deberíamos dejar de pedir para darnos cuenta de la suerte que tenemos con su servicio a domicilio.

Foto: El Bacaro de Fabio Gasparini

También son imprescindibles las pinsas romanas, con una exquisita masa fina y muy crujiente. Nosotros tenemos debilidad por la de cecina, aunque optar por cualquiera de las variantes supone una decisión acertada. Igual que tampoco os equivocaréis con ninguno de los postres: tanto el tiramisú como mini cannoli sicilianos son sencillamente obras de arte culinarias.

Así que ya sabéis. No sabremos cuándo podremos recuperar la nueva normalidad, pero por lo menos vamos a poner nuestro granito de arena para que, al hacerlo, nadie se quede por el camino. Y además nuestro paladar nos lo agradecerá.

Dónde: Calle Hartzenbusch, 9; 28010 Madrid

Horarios: De 13:00 a 17:00 y de 20:00 a 00:00. Lunes cerrado y domingo solo mediodía

Teléfono: 914 45 46 68

RRSS: @elbacarodefabio