Chipirones en su tinta, pollo al chilindrón, cachopo, cocido madrileño, bacalao al ajoarriero, sobrasada, morcilla de burgos, paella… Son todo platos típicos de distintos rincones de el país y bien conocidos por todos. Sin embargo, en Solo de croquetas proponen una nueva forma de probarlos.

Sí, no es un sueño, hay croquetas de todos los platos más representativos de la gastronomía española y de más tipos de los que podrías imaginar. En este pequeño local que se encuentra cerca de la Puerta del Sol, han elaborado más de 25 recetas que representan a todas las Comunidades Autónomas y sus mejores productos.

Las mejores sin duda las de queso de cabra y pimientos del piquillo y las de morcilla de burgos y manzana, aunque las de cocido madrileño y callos a la madrileña, como homenaje a nuestra Comunidad, no están nada mal.

Lo mejor es cogerlas por catas. La cata básica cuesta 15 euros y cuenta con 6 croquetas, una dulce, y dos bebidas. Además cuentan con una opción vegana. Pero cuentan con otras más elaboradas con degustación de vinos incluida.

Si algo tiene Solo de croquetas es que la experiencia croquetera es de lo más completa, tanto es así que también hay croquetas dulces. ¡Croquetas de entrante, croquetas de plato principal y también croquetas de postre! Las hay para todos los gustos y los paladares más atrevidos como Crema Catalana, Chocolate Blanco con Oreo o Cheese Cake. Eso sí, recomendable ir con la idea de que nada tiene que ver con los postres a los que estamos acostumbrados, ya que son calientes porque están fritas como las croquetas saladas.

Dónde: calle Echegaray, 5 (Metro Sol o Sevilla, L2)

Cuándo: de lunes a miércoles: 14:00 a 16:00 y 20:30 a 23:30. Jueves: 14:00 a 16:00 y 20:30 a 00:30. Viernes y sábado: 14:00 a 16:00 y 19:30 a 2:00. Domingo: 13:30 a 16:00 y 19:30 a 23:30

Precio: consultar las catas en la página web.