Ya se ha terminado el carnaval, pero parece que a algunos no les ha parecido suficiente y prefieren seguir tomándose la vida con alegría y cachondeo. Pues bien, hoy tenemos el lugar perfecto para todos aquellos que les guste eso de tomar un buen refrigerio, acompañado de amigos y buenos alimentos.

El lugar que nos ocupa hoy tiene poco tiempo de vida, pero ha conseguido hacerse un hueco especial en los corazones de la gente que lo conoce. Es una llamada de atención a tanta evolución en la cocina moderna y un alegato a lo tradicional, a los bocatas de toda la vida, con buenos ingredientes y sin mayores pretensiones que agradar y disfrutar del bocado. Nos estamos refiriendo a El Porrón Canalla, un local situado en la calle ballesta que hace las delicias de todos los que lo visitan.

En su menú, como hemos dicho antes, bocadillos de toda la vida: de calamares, de lomo con queso, de tortilla con pimientos… Tres tipos de panes: molletes, barrita o bastón (ideal para compartir). Y para regar lo comido, qué mejor que un buen porrón de cerveza, tinto de verano o vino… ¿Se puede pedir más? Sí, no mancharse al beber. Algunos, los menos diestros para beber del pitorro, saldrán del local con diferentes lamparones, que delatarán su poca maestría en este arte y lo bien que lo han pasado.

Cuándo: De lunes a jueves de 13 a 16 y de 19 a 1:00. Viernes de 13 a 16 y de 19 a 1:30. Sábados de 13 a 1:30 horas.

Dónde: El Porrón Canalla. Calle Ballesta 2 (Metro Callao-Gran Vía)

Precio: menos de 15 euros por persona