Como nos gusta que empecéis la semana con una sonrisa y una de las mejores maneras de conseguirlo es a través del estómago, hoy os recomendamos que os toméis algo (a ser posible dulce) en una de las confiterías más legendarias de Madrid: la Antigua pastelería del pozo.


En pleno corazón de la capital está este lugar en el que aún podemos degustar roscones, yemas, turrones… elaborados de manera tradicional. También están hechos de esta manera los que probablemente sean sus producto estrella, las planchas de hojaldre rellenas de cabello de ángel o crema.


Una buena manera de afrontar este lunes y esta semana de trabajo que sólo duro cuatro días.


Dónde: Calle Pozo, 8. Metro Sevilla


Cuándo: De 9:30 a 20:00 (cierra a mediodía)


Precio: Desde dos euros