Si hay una ciudad en la que todos los amantes de la cocina fusión y de los nuevos sabores están en el paraíso, esa es Madrid. Desde hace unos años, proliferan los restaurantes en los que se apuesta por el mix de sabores, arriesgando en algunos casos más que en otros. Precisamente de esto mismo, de arriesgar, saben mucho en Sublime Dreams Food. Y el resultado queda perfectamente definido en este must go de cualquier foodie que se precie: sublime.

Porque si eres de esas personas dispuestas a dejarte sorprender gastronómicamente hablando, este es tu sitio. En primer lugar, y como no podía ser de otra manera, apuestan por productos artesanos y frescos, sin duda los únicos válidos si se quiere que la experiencia ante una mesa sea 100% satisfactoria. Después, porque hay platos pensados para cualquier exigencia, literalmente. Así que, si eres celiaco o intolerante a la lactosa, no te preocupes, en Sublime Dreams Food puedes disfrutar de recetas aptas para ti sin renunciar al sabor de las mismas.

Incluso si estás en una dieta de gimnasio, aquí podrás encontrar platos fitness como los archiconocidos batidos de proteínas o un pan proteico para acompañar cualquiera de las exquisitas hamburguesas. Como ves, cuidar tu cuerpo y machacarte con las pesas no es excusa para dejar de venir a Sublime Dreams Food. Porque además, si lo pides, puedes indicarles la cantidad de cada producto que deseas consumir.

Pero vamos a regresar al principio, a lo de la fusión. Y de paso vamos a entroncar con el otro “apellido” del restaurante. Porque, ¿alguna vez habías soñado con una hamburguesa recogida en… ¡pan de donut!? ¿O en un uno de estos bocadillos con solomillo de pollo mezclado con zanahoria? Lo dudamos mucho… En cualquier caso, tus sueños pueden no coincidir con los de ellos, así que la libertad en el tipo de carne (ternera, pollo, soja), panes y aderezos es absoluta. Para que dejes de tenerlo en la mente y pase a la realidad.

También tienes en la carta opciones de pescado, entrantes, costillares… y un sinfín de posibilidades. Del mismo modo que sublimes también son sus postres (que, por cierto, también pueden ser fitness). Nos encanta el flan de queso, pero no puedes dejar de probar el “Sublime Icecream”, un espectacular helado de chocolate con avellana, rodajas de plátano, crema de cacahuete, un donus tostado y brownie de chocolate con caramelo salado, nata montada y galleta Oreo. ¿Cómo te quedas?

Sublime Dreams Foods es, como ves, un sitio al que venir con hambre. Pero del que saldrás convencid@ de que has estado en uno de los restaurantes más singulares (para bien) de tu vida.

Cuándo: Miércoles a domingo a mediodía y noche. Lunes cerrado y martes sólo noche

Dónde: Consulta en este enlace todas las ubicaciones

Precio: Aproximadamente 25€ por persona